?> ¿Existe el despido procedente por tus redes sociales? - MarketingBlog

El despido procedente se puede producir por varias razones. Si nos focalizamos con una mentalidad anticuada (me refiero a lo que llevamos acostumbrados antes de la llegado del mundo 2.0), son intuitivas los motivos de dicho acto. Ahora, lo que muchos no tienen en cuenta son las redes sociales: una herramienta que a día de hoy se tiene que mirar con lupa si no quieres sufrir una sorpresa inesperada ¿De verdad crees que las redes sociales no puede ser una causa de despido? Hoy vas a ver que si 😉 .

despido procedente

La mayoría de usuarios se toman a cachondeo las redes sociales, ese sería mi análisis más breve que podría daros. Y no lo digo por decir, las pruebas hablan por sí solas. De hecho, ya existe más de un caso de despido improcedente por utilizar de forma incorrecta este tipo de portales.

No hace mucho, hice un post explicando que las redes sociales no sirven para el ocio. Para muchos seguramente esa afirmación que hice se lo tomarían a risa, no se lo creerían o simplemente dirían que estoy loco.

Es lo que me pasó una vez a mi con un hombre que conozco de mi ciudad. Cuando fui a la 1º edición de Social Media Care, Laura Ribas ya explicó en su ponencia, la importancia que tendría las redes sociales a la hora de encontrar un trabajo o de mantenerlo. Ella misma dijo con otras palabras que el despido procedente por estos portales sería una norma cada vez más establecida, y que por ello, páginas como Facebook, Twitter o Google + (entre otros), se tenía que tener un especial cuidado de lo que se hace y se dice.

Pues bien, expliqué la situación a este hombre como forma anecdótica, vamos, como cualquier otro tema que puedas hablar con una persona, y casi se convierte en una bronca, increíble pero cierto. Pero claro, afirmaciones que hacía el tipo: estás como una p…cabra, qué me estás contando, no me calientes la cabeza con gil…etc, etc.

Obviamente yo estaba alucinando con la situación, pero si algo tuve claro de eso fue: piensa lo que quieras, espero que no te quedes sin trabajo, no vaya ser que algún día necesites las redes sociales para trabajar, pero en fin, eso ya es otro tema.

Por eso, ahora más que nunca, te voy a pedir una cosa: cuida tus redes sociales como si fuera tu herramienta de trabajo, ya que de lo contrario, podrías sufrir un despido procedente importante y luego es cuando vienen las lamentaciones.

Motivos de despido procedente por las redes sociales

Una vez que se tiene claro el concepto de que las redes sociales puede provocar un despido procedente a una persona, lo ideal sería saber qué sucesos podrían provocar esta situación. Si que es cierto que son motivos intuitivos, al menos la mayoría de casos, pero siempre va bien recordarlo por si acaso 😉 .

despido procedente

Despido procedente por utilizar las redes sociales en horario laboral

Muchas empresas no toleran que sus trabajadores interactúen en las redes sociales mientras están trabajando. En realidad tiene sentido: allí no estás para chatear o compartir fotos con tus amigos mientras estás en tu puesto de trabajo.

Utilizar las redes sociales en horario laboral cuando no se está permitido es un motivo de despido procedente, ya que no estás cumpliendo con tu labor. Así que ya sabes, evítalo a toda costa, si quieres trabajar claro 🙂 .

Despido procedente por difamar de la propia empresa

Existen  casos de despidos procedentes por hablar mal de la empresa en las redes sociales. Muchos creen que nadie lee el perfil de uno, pero la verdad es distinta: más personas de lo que tú crees siguen tus pasos en silencio, como si de una sombra se tratase.

Quizá te guste éste artículo:   ¿Qué es Google Hangouts y cómo puede beneficiar a tu negocio?

Despido procedente por amenazas

Mucha gente se piensa que amenazar a sus compañeros de trabajo, encargado o jefe no les va a suceder nada, y lo que se puede encontrar es un despido procedente en toda regla, sin descontar las posibles acciones legales que te puedas encontrar.

Despido procedente antes de empezar a trabajar en una empresa

Ya hemos hablado en más de una ocasión que las redes sociales es el currículum del siglo XXI. Pues bien, esto es una realidad. Muchas empresas te exigirán tus perfiles de estos portales para saber quién eres, cómo piensas y qué dices. Por este motivo te puedes asegurar un puesto de trabajo, pero también lo contrario: despedirte antes de empezar por tus propias críticas.

Así que ya sabes, si no quieres tener un despido procedente antes de empezar a trabajar en una empresa, ahórrate comentarios que puedan perjudicarte.

La justicia tiene cada vez más cobertura para aprobar un despido procedente por los malos hábitos en las redes sociales

Las redes sociales, está teniendo una repercusión tan importante en el sector laboral, que los jueces ya están empezando a tomarse muy en serio estas acciones, hasta tal punto de aprobar un despido procedente si es necesario.

Estas afirmaciones no las digo yo, sino el periódico de El Mundo, en un artículo del año 2014, asegurando que los jueces han sufrido presiones de empresarios para tener cobertura de despidos procedentes en el caso que sea evidente sus «malos actos».

Un análisis que me gustaría que tuvieras en cuenta es que esta noticia es del año pasado. Eso quiere decir que, a día de hoy, la situación será más comprometedora, ya que el mundo 2.0 es cada vez más «real».

Algunos casos de despidos procedentes por culpa de las redes sociales

De nada sirve que te haga afirmaciones sobre despidos improcedentes si luego no te explico algunos casos.

Para ello, me voy a basar en algunos ejemplos que he encontrado en el periódico ABC donde la semana pasada salía al público este artículo. Así que no te pierdas los detalles 😉 .

despido procedente

Despido improcedente por hablar mal de la empresa que iba a empezar a trabajar

Cella, una ciudadana de Texas, justamente el día anterior de empezar a trabajar en una empresa, no tuvo otra idea que decir en su perfil Twitter que iba a empezar a trabajar en un trabajo de mierda».

Este comentario sin razón, lo leyó el propio dueño de la empresa y desde el propio Twitter la despidió. Para que luego digan que en Twitter no se leen las noticias.

Así que ya sabes. Primer mandamiento para evitar un despido procedente de las redes sociales: no criticaré a mi futura empresa en Twitter 😉 .

Las actrices también tienen despidos procedentes

Nicole Crowther, actriz de la comedia «Glee», no tuvo otra idea que a través de su cuenta de Twitter, explicar al detalle capítulos que aún no se había emitido por la tele.

Automáticamente desde la propia red social Twitter; Brad Falchuk, Productor de la propia serie, le envió un mensaje especial a esta actriz algo parecido a esto:

«Espero que estés cualificada para otros trabajos que no sea de actriz»

Con este mensaje, es más que evidente, que Nicole Crowther sufrió un despido procedente en toda regla.

Para concluir

Creo que las conclusiones son claras: las redes sociales juegan un papel importante en el mundo laboral. Y a medida que pasa el tiempo mucho más.

Las redes sociales pueden ser un motivo incandescente de despido procedente por malos hábitos.

Si después de todo esto, sigues pensando que estos portales no tienen importancia en el mundo actual que nos rodea, entonces, desde el cariño, no sé en qué mundo estás viviendo. Por tanto, si no quieres un despido procedente, trata tus redes sociales como una herramienta más de trabajo, no para cachondearse de la empresa que te va a dar de comer 😉 .

¿Vigilas tus redes sociales para no sufrir un despido procedente?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza estos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
>
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.