Siempre hablamos sobre el éxito. Es en lo único que nos solemos centrar, ya que en un principio es lo que nos importa, tener todo aquello que deseamos y a poder ser cuanto más rápido mejor.

Tiene su parte de lógica. No queremos sufrir para llegar a nuestra meta, queremos tener abundancia y felicidad en cada rincón de nuestras vidas.

Ya no importa si se trata de tu vida personal o vida profesional, siempre queremos el camino más corto. Pero nunca nos queremos centrar en lo contrario, en equivocarnos.

Me he dado cuenta que una equivocación no es un error, si no un regalo que nosotros mismos nos hemos brindado para progresar y sobre todo para ser mejores.

No llores por equivocarte, sonríe

Equivocarte puede tener consecuencias de diferentes grados, eso es indudable.

Pero es lo que nos permite evolucionar como individuo, es lo que hace que expandas tu mente y alma para que estés preparado para el éxito.

Tanto en lo personal como en lo profesional, no podemos obtener algo si no sabemos el valor que tiene, de ahí el refrán no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes.

Esto tiene un significado sencillo y a la vez profundo: no valoramos las cosas buenas que nos brinda la vida, porque no sabemos apreciar el esfuerzo que supone.

A veces es necesario perderlo todo para volver a empezar

Esto parece un tópico, pero desde mi punto de vista tiene mucha razón.

Yo mismo me he caído muchas veces y he llegado a perderlo todo. De hecho, uno de los motivos que me impulso crear este blog, fue eso precisamente.

Perdí mi trabajo, todos mis esfuerzos parecían en vano y nada tenía sentido.

A lo largo del tiempo, te das cuenta que la vida son cambios constantes, tienes que aceptarlos y asumirlos y es cuando más tienes que apostar por ti.

No importa que te hayas quedado sin nada, que todo parezca oscuro. Es el mejor momento para conocerte a tí mismo/a y enfocar la vida donde realmente quieres, hacer lo que te apasiona.

Gracias a esto, hoy en día puedo decir que me encanta escribir y compartir a los demás, es una necesidad que tengo dentro de mi y que no puedo evitar.

Seguramente si no llega a pasarme esto, hoy en día no estaría aquí para ti y jamás te hubiera conocido.

Realmente no se dónde me va llevar mi blog, pero si que ya sé lo que quiero y voy a luchar por ello hasta el límite de mis fuerzas.

Cuando te levantes, encarrila tu vida

Una vez que has asumido que te has equivocado y lo has aceptado, es el momento ideal para que encarriles tu vida de nuevo.

No importa si es en tu vida laboral o personal, ya que ambas van cogidas de la mano porque forma parte de tu propia vida.

He aprendido a que si te dejas llevar, las cosas vienen por sí solas, diciéndote que necesitan entrar en tu vida, acéptalo y valóralo, ya que quizás no vuelvas a tener otra oportunidad.

Reconozco que hoy estoy algo sentimental, muy inspirado a lo que se refiere a las emociones, no se si te ha gustado o  no este artículo, pero con que te quedes con la esencia del mensaje ya me quedo satisfecho 🙂 .

Ahora, comparte este artículo en las redes sociales y me harás feliz 🙂 .

¿Te das la oportunidad para equivocarte?

¡Gracias por la visita!

Otros artículos interesantes:

Quizá te guste éste artículo:   MUESTRA LA MEJOR VERSIÓN DE TI

Uso de cookies

Este sitio web utiliza estos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
>
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.