?> ¿Cuántos muros te has puesto para dejar de soñar? - MarketingBlog



Somos muros. Conforme pasan los años, nos convertimos en expertos en ocultar lo que somos. Es lo que nos han enseñado desde pequeños, es el camino más fácil que podemos realizar porque no supone ningún esfuerzo. Además, así aprovechamos la ocasión para no ser heridos por los demás y no sufrir las consecuencias de lo que uno aspira en la vida.

paisajes photo

Derechos de foto: Pixabay

Queremos ser un muro. Tener una vida de conformismo es lo correcto porque ya es lo establecido, es lo que nos han dicho, que así es la vida. Lo más fácil es caer en el pesismismo, pensar que no somos capaces de alcanzar un sueño. Preferimos lamentarnos de los problemas que tiene la vida y sentarnos en el sofa mientras tenemos un llanto interno constante. Preferimos apagar la luz de nuestro corazón porque así pensamos que no vamos a sufrir nunca más.

Preferimos ser un muro porque vamos caminando por la calle sin mirar a los ojos de las personas que se cruzan en nuestro camino, porque total ¿Para qué le voy a sonreír? ¿Para qué le voy a mirar? Es un desconocido.

Quizás nunca te has planteado esto, pero el desconocido eres tú. Reconócelo, te gusta tener esa condición. Es la mejor forma de pasar desapercibido/a en la vida. Es normal, quieres ser un muro. No te gusta escuchar a las personas, solo quieres oir, porque ya te conformas con tus lamentaciones internas.

Yo te entiendo. Sigue así tu camino, sabes que te va muy bien en la vida, sigue lamentándote y odiando a tu alrededor por tener una vida que no deseas. De verdad te apoyo. Pero lo hago porque es lo que quieres en tu vida; pero déjame decirte una cosa,  no me hagas perder tiempo en situaciones irreales porque tengo otras prioridades en  la vida.

Deja de ser un muro y lucha por tu objetivos en la vida

¿Quieres dejar de ser un muro? En ese caso quieres escucharme; no sabes lo que me alegra saberlo. Pero te advierto una cosa, si haces lo que yo te propongo, empezarás a vivir.

No tengas la vida que quieran los demás:  basta ya. Por una vez en tu vida empieza a soñar y visualiza qué tipo de vida quieres, sin importar lo que digan los demás. Piensa que tu vida es tuya.

Deja de esperar: nos pasamos toda la vida esperando para ser felices. Pero tengo una pregunta para ti ¿Cuándo es el mejor momento para tener felicidad? ¿Cuando tengas un coche? ¿Un trabajo? ¿Qué te parece si decides serlo ahora mismo?

Pierde tu vida por tu sueño si es necesario: querer es poder. No hay nada tan poderoso que un deseo de verdad. Si tienes un sueño se puede cumplir, porque todo es posible y no me vengas con ls excusa que eso solo lo piensan los ilusosos porque entonces tu deseo no era de corazón.

Personalmente quiero vivir, conseguir mi sueño y si tengo que morir en el intento que así sea, al menos mi vida habrá tenido sentido.



Quizá te guste éste artículo:   ¿Por qué evitar ser un emprendedor indeciso y qué hacer?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza estos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
>
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.