Todos somos egoístas. Punto. Es una de las afirmaciones más contundentes que he hecho con diferencia a lo largo de mi vida, esto es debido  a mis experiencias adquiridas a lo largo de todos estos años que me ha llevado a esta conclusión. Lo peor de todo es que no lo queremos reconocer.

somos-egoistas

Lo sé, he adelantado un día la publicación del post. Hoy en Catalunya se celebra la Revetlla de Sant Joan (verbena de San Juan) y mañana será festivo y, como mañana quiero descansar, he preferido mover ficha antes de tiempo.

Con este post no pretendo contar una historia, más bien prefiero hacer una reflexión para todos nosotros (yo me incluyo), ya que muchas de las ocasiones no conseguimos lo que anhelamos precisamente por nuestro propio egoísmo.

Seguramente pensarás que estoy equivocado, que tú no eres egoísta porque eres de esas personas entregadas, que das todo lo que tienes a cambio de nada y que haces el bien para tu comunidad. Y mi pregunta es ¿seguro que es así?.

Ponerse a definir el término egoísmo es realmente extenso y profundo y considero que no vale la pena, no obstante, si quieres conocer toda su definición en estado puro visita la wikipedia.

Motivos de los cuales eres una persona egoísta

Reconócelo. No pasa nada. Todos somos egoístas. Es más, en el momento que estoy haciendo este post ya forma parte de este término porque pretendo que visiten mi blog para tener más visitas y repercusión. Es una forma de exigir a los demás, de manera sutil, que lo hagan.

Creo que cada vez lo tengo más claro: el egoísmo equivale a exigir. Quizás no en todos los aspectos de la propia definición, pero sí en su mayoría ¿no me crees? Veamos algunos ejemplos:

Exigir amor

Cuando queremos el amor de alguien exigimos que nos amen también. Lo necesitamos. Es como una llama incandescente que no se apaga, aflora cada vez más y todo porque quizás esa persona no te esté ofreciendo el amor que tú quieres, pero eso no quiere decir que no te quiera.

Exigir cosas materiales

Del amor pasamos a exigir cosas materiales. Se dice que el amor no entiende del materealismo, pero a veces va ligado una cosa de la otra, porque del amor no se come, se consigue gracias al dinero. Pero yo también creo que del dinero se come, sí, pero eso no implica que te brinde amor.

Ebook gratuito

Cómo ser un emprendedor de éxito

¡Suscríbete al blog! Recibe todos los posts en tu correo y descárgate 1 e-book gratis de cómo ser un emprendedor de éxito

¿Esto que significa? Pues que muchas personas te exigirán cosas materiales para estar contigo cuando quizás uno no puede por motivos ajenos a su voluntad. Ahora ¿exigir cosas materiales es equivalente al amor? Creo que la mayoría de los mortales, no digo todos, no conocemos lo que realmente significa el amor, más bien vivimos el amor en base al egoísmo que no es lo mismo.

Exigir lo que tú das

Se suele decir que una persona da lo que quiere y no se tiene que reprochar si la otra persona no lo hace. Pero ¿cuántas veces alguien te ha dicho… con lo que yo he hecho por ti…

Esto me hace pensar que en realidad esa persona no ha hecho las cosas de corazón 100%, ya que en cierta medida estaba esperando que hicieran lo mismo por él/lla.

Oír pero no escuchar

Oír no equivale a escuchar. La mayoría de veces no escuchamos porque estamos inmersos en nuestro ego y sólo queremos oír lo que queremos. Lo demás no es válido porque no va acorde a nuestros pensamientos.

Buscar la perfección cuando eres imperfecto

La mayoría de veces buscamos situaciones o personas perfectas cuando en realidad es imposible, ya que uno mismo es imperfecto. Lo mejor de todo es que, tras ver los errores ajenos, nos sentimos con el derecho de criticar, difamar y herir, cuando en realidad nosotros mismos nos deberíamos mirar al espejo y cuestionarnos cuántas veces la hemos cagado y nunca lo hemos llegado a reconocer.

Te podría dar una infinidad de ejemplos sobre el término egoísmo. Pero si algo me ha quedado claro de todo esto es que nunca podremos conseguir lo que queremos si somos incapaces de alejar de nuestra vera esta imperfección humana.

¿Por qué no quieres reconocer que eres egoísta?

Reconocer que eres una persona egoísta es doloroso. Además, no tiene cabida en tu mente cuando precisamente estás pensando en todas las cosas que has hecho por los demás y lo poco que han hecho por ti (presuntamente).

Quizá te guste éste artículo:   EL TIEMPO PASA

Pero ¿por qué es doloroso reconocer que el egoísmo forma parte de tu vida? Veamos porqué.

somos-egoistas-1

Descubres tus errores más oscuros

Reconocer tu egoísmo equivale a ver la realidad de las cosas. Es reconocer tus peores errores más profundos de tu ser. Eso te puede hacer cuestionar tu existencia y tu esencia; nada fácil porque te puede provocar que te preguntes cuál es tu lugar en el mundo.

Deberías pedir perdón a todo el mundo

Todos hemos hecho daño alguna vez. Tanto si has querido como si no, no importa. Si nos tuviéramos que plantear seriamente todo el daño que hemos podido hacer por culpa de ser egoísta deberías de perdir perdón a todo el mundo y también a uno mismo, cosa nada fácil por cierto ¿serías capaz?.

Cuestionarías tu bondad

La mayoría de nosotros nos consideramos bondadosos, pero llegados al punto te lo cuestionarías y, muchas veces, te sentirías sucio y desalmado. Ahora ¿taparse los ojos es la mejor solución?.

Si realmente quieres dejar de ser egoísta deberías reconocer absolutamente todos tus errores, aprender de ellos, saber escuchar a los demás y enfrentarse al dolor que supone esto. Y sólo entonces empezarás a encaminarte en el camino duro del crecimiento personal.

¿A qué viene éste tipo de post si mi blog es de marketing?

Ya sabéis que de vez en cuando hago artículos reflexivos y de motivación, aunque en la mayoría de veces se puede asociar con el marketing, pero en esta ocasión parece que no es así.

Pero sí. En realidad tiene sentido con el marketing, porque el marketing es la vida misma, ni más ni menos.

Ahora, si nos enfocamos en los negocios o en la emprendeduría ¿qué repercute reconocer nuestro propio egoísmo? Aquí van algunos ejemplos:

Tendrás una mente más abierta

El egoísmo limita al individuo. Le limita la capacidad de ver todo lo que hay a su alrededor porque sólo está enfocado a sus pensamientos y, contra más negativo sea, mucho peor.

En este sentido, será imposible que consigas resultados positivos a corto plazo porque tú mismo/a no lo permites.

Ahora, si te desprendes de esta condición, seguramente verás las cosas con más claridad y te ayudará a afrontar los retos que se te presenten.

Tendrás la capacidad de ver los errores de tu competencia

Partiendo de la base de que todos somos egoístas, en el caso que dejaras de serlo, cada vez que fueras a estudiar a tu competencia verías todos los errores que está cometiendo. Algo muy importante porque en ese caso podrías potenciar tu proyecto y seguramente lo subirías a niveles superiores.

Generarás karma real

Ya sabéis la mayoría de vosotros que el karma es crucial para los negocios. Siempre se dice que es importante utilizarlo porque lo que das recibes.

Pero si dejas de un lado el egoísmo el karma será real, porque simplemente no esperarás que hagan lo mismo por ti y sólo ayudarás a los demás. Esto te evitará el estrés de no recibir lo que das y te ayudará a conocer mejor a las personas (clientes incluidos) y potenciarás más tu marca personal.

Soy consciente de que este post puede provocar “cierta polémica”. Así que deja tu punto de vista en la sección de comentarios y dime si consideras que todos somos egoístas o no 🙂 .

Uso de cookies

Este sitio web utiliza estos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Hola, soy Jonatan de la Serna

Recibe todos los posts en tu correo y descárgate 1 e-book gratis de cómo ser un emprendedor de éxito.