Pensar en grande debería ser una obligación para todo el mundo. Limitar tu mentalidad es perder oportunidades de demostrarte a ti mismo lo que eres capaz de hacer. No insistas en reprimirte, simplemente déjate llevar y haz lo que tengas que hacer, te equivoques o no es tu deber.

piensa-en-grande

A medida que pasa el tiempo me estoy dando más cuenta que no pensar en grande no sirve para nada. Lo único que te hace es sumergirte en un mar de dudas y de inseguridades, que lamentablemente se acaba reflejando en tu vida. Básicamente porque sentirás que podrías estar aportando muchas más cosas en el mundo, pero que en cambio has preferido resignarte y pensar en cómo hubiera sido si hubieras tomado otra decisión.

La mayoría de veces esto pasa por las experiencias adquiridas y en la educación impuesta, que fomenta el pensamiento de que la gloria es solo para algunos, cuando en realidad es para todos. Gracias a ello, ayuda a que sintamos que no hemos tenido la oportunidad de demostrar lo que somos capaces de hacer y hasta qué límites tenemos; el problema viene cuando concretamente esa oportunidad siempre la hemos tenido de frente, mirándonos fijamente a los ojos, esperando a que la observemos para darnos el mensaje que nos tiene que dar, pero ya sea por falta de percepción o de ganas, su voz viajará hacia los confines de la deriva, sin respuesta alguna por parte nuestra.

La mayoría de casos no es que no hayamos pensado en que no hemos tenido la oportunidad o que no estábamos perceptivos de las oportunidades que nos rodea,  sino que simplemente sentimos que no somos merecedores de ella.

Piensa en grande, la vida trata de eso

La mayoría de excusas que tienen las personas es que sus obligaciones familiares y laborales le impiden aspirar a grandes retos. Es una forma de decir que por haber formado una familia o tener un puesto de trabajo, sus aspiraciones personales se deben quedar en un segundo plano, como si no tuvieran ya importancia, cuando en realidad sí la tienen.

piensa-en-grande-1

Seguramente si estás leyendo este post es porque te quieres involucrar en algún proyecto del cual te hace mucha ilusión emprender, pero quizás seas de aquellas personas que para dar un paso firme necesites ver las cosas muy claras. En realidad este comportamiento es natural, pues te ayuda a no salir de la zona de confort, pero a veces arriesgar es la mejor opción, porque te ayudará a conocer los resultados de forma tangible.

Además, yo no sé si crees en la ley de la atracción, pero sí es así, quiero que sepas que pensar en grande es una forma de seguir las reglas que dice esta ‘ley’, por la sencilla razón de que estás teniendo pensamientos positivos, y eso tarde o temprano se acaba reflejando en tu vida hechos. Recuerda, eres lo que piensas.

Pensar en grande no equivale a tener éxito en todo lo que hagas de buenas a primeras. La mayoría de veces te encontrarás en situaciones bochornosas, muchas de ellas por culpa de uno mismo, pero te ayudará a mejorar y  evolucionar como individuo en todos los sentidos. Esto forma parte del camino hacia todo aquello que te propongas, es ley de vida.

Solo de esa manera encarrilarás tu camino, y será entonces cuando pensar en grande cobra sentido.

Ebook gratuito

Cómo ser un emprendedor de éxito

¡Suscríbete al blog! Recibe todos los posts en tu correo y descárgate 1 e-book gratis de cómo ser un emprendedor de éxito

Otros artículos interesantes:

Quizá te guste éste artículo:   ¿HAY VIDA DESPUÉS DEL BLOG?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza estos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Hola, soy Jonatan de la Serna

Recibe todos los posts en tu correo y descárgate 1 e-book gratis de cómo ser un emprendedor de éxito.