¿Quieres conocer las diferencias que hay entre tener una mentalidad ganadora y una mentalidad perdedora tanto en tu vida cotidiana como en el mundo emprendedor? en ester post te lo explicaré al detalle.

Cuando iniciamos un proyecto, ya sabemos que tenemos que tener muchas cosas en cuenta. Por ejemplo, no podemos empezar nada sin tener una idea, ya que en el caso que se hiciese ¿qué puedes aportar?

Lo importante de todo proyecto, es sin duda las ideas que tienes para reflejar hacia los demás y que los demás lo tomen como tal. Es  una tarea aparentemente sencilla pero, a la vez muy difícil llevarla a cabo.

Es más, si me apuras, es preferible tener una mala idea que ninguna. Otro factor no menos importante y, que de esto se trata el artículo de hoy, se trata sobre la mentalidad ganadora y perdedora.

Es un punto realmente importante a tener en cuenta, ya que puede ser una situación que se decante por una banda u otra en nuestro proyecto.

Que tengas una mentalidad ganadora, no te asegura el éxito de tu negocio y mucho menos que llegues a ganar grandes fortunas en el futuro, ya que todo depende de muchos factores.

Pero, es un gran paso de entrada tener esta mentalidad, ya que nuestro negocio siempre puede aspirar a más y, sobretodo, nuestras ideas están reforzadas.

Todas las personas tienen miedo en algún momento de sus vidas, pero unos tienen el coraje y el valor de salir hacia adelante y parece ser que otras personas la negatividad les influye tanto que no tienen recursos suficiente para sacar provecho sus posibilidades.

Por lo tanto, es muy importante que si estás dispuesto a crear un negocio, ya sea en Internet o no, ya que al fin y al cabo es lo mismo, es importante tener una actitud emprendedora.

Ebook gratuito

Cómo ser un emprendedor de éxito

¡Suscríbete al blog! Recibe todos los posts en tu correo y descárgate 1 e-book gratis de cómo ser un emprendedor de éxito

Obviamente, estos dos tipos de actitudes son muy diferenciadas y fáciles de diagnosticar la diferencia entre ambas. Pero siempre es aconsejable matizar las diferencias y a continuación lo voy hacer: Actitud perdedora Una persona con actitud perdedora, no suele tener una actitud firme ante la vida ni ante los negocios, con lo que se dejará huecos pendientes de rellenar y dejará cosas pendientes con la explicación de: Mañana lo solucionaré.

Es una persona que no interioriza los sueños, más bien no cree en ellos, con lo que tendrá bastante escepticismo incluso de su propio nicho y no escuchará a grandes asesores.

Preferirá trabajar solo. No suele ser constante en sus proyectos, con lo que con bastante frecuencia, abandonará el proyecto o no dará lo mejor de sí, ya que quiere resultados rápidos y, en realidad, los grandes éxitos primero se debe construir desde el cimiento.

Tiene grandes dificultades para solventar problemas, prefiere esperar a que alguien aparezca de la nada y le solvente el problema sin que el tenga que pensar mucho.

Tiene grandes dificultades en ponerse marcha al trabajo, suele ser perezoso y tiene el gran rasgo de quejarse cuando vienen dificultades. No busca soluciones, busca excusas.

Características de una persona con mentalidad ganadora

Una persona con actitud ganadora, es firme en sus decisiones, por lo tanto, antes a meditado todos los pasos con seguridad para llevar a cabo el inicio de su proyecto.

Es un gran soñador y visualiza todo lo que quiere. Por lo tanto constantemente esta generando nuevas ideas innovadoras para su proyecto y su propia vida.

Cuando se avecinan los problemas, no los evita, si no que busca soluciones al respecto y, si es necesario buscará asesores para llevar a cabo la solución de la misma.

Quizá te guste éste artículo:   ¿CÓMO ESCRIBIR UN BUEN POST Y TENER UN MAL DÍA?

Es una persona con mucha seguridad, tiene las ideas muy claras y no será nada fácil convencer que se aparte del camino a no ser que lo que propones es real, más rentable y que se de cuenta de que no va por el buen camino.

Lucha su propósito hasta el final. El ganador sabe perfectamente que las cosas no fluyen de un día para otro, tiene la capacidad de tener constancia y paciencia, ya que sabe que es la única forma de lograr objetivos. Por lo tanto es consciente que todo requiere un gran esfuerzo para lograr las metas.

Es una persona que no se compara con nadie, ya que es consciente de que no todo el mundo es igual y que lo que te funcionó a ti no significa que le funcione a el. Constantemente está buscando ideas, incluso pedirá asesoramiento si es necesario para llevar a cabo sus proyectos.

El ganador pone acción inmediatamente en todo lo que realiza y no pone excusas para no hacerlo. Esto es un resumen de las pequeñas diferencias entre unos y otros y, creo que se ve claramente las situaciones.

Con este artículo pretendo decir que si quieres hacer cualquier proyecto tanto si es Internet como si no, debes tener una actitud adecuada, ya que si no, nunca te puede salir bien.

Tanto en un lado como en el otro, siempre se encontrará con dificultades a superar, es imposible que vaya todo al 100%, pero lo único que marca la diferencia entre uno y otro es simplemente la actitud:Actitud ganadora o actitud perdedora.

Como siempre digo yo: Prefiero levantarme y caerme mil veces hasta mantenerme en pié, que no levantarme nunca y no hacer nada por mi :).

Este es el artículo de hoy, si te ha gustado solo tienes que compartirlo en las redes sociales y así muchas más personas sabrán este importante concepto que hay que tener ante cualquier reto de la vida.

Artículos relacionados:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza estos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Hola, soy Jonatan de la Serna

Recibe todos los posts en tu correo y descárgate 1 e-book gratis de cómo ser un emprendedor de éxito.