Conseguir que los demás crean en ti en realidad no debería ser tu prioridad, ya que si tus ideas son buenas, aunque solo sean para ti, valen la pena luchar por ellas. Sin embargo, cuando sientes que nadie te apoya, cabe la posibilidad de que decidas abandonar lo que anhelas porque tienes la sensación de que no vas a llegar a ningua parte. En este post te diré cómo lo he hecho yo para salir de esta situación y de paso ayudarte a que lo consigas tú también.

conseguir-que-los-demas-crean-en-ti

Hoy en día internet está a la orden del día de la mayoría de personas. Sin embargo, muchos siguen pensando que sirve exclusivamente como medio informativo o de ocio, cuando en realidad hay un potencial detrás que, tras ser consciente de su existencia, seguramente cambiarían la forma de pensar y llegarían a la conclusión de que también montar un negocio online puede ser una opción.

Esto ya es un claro indicio de que seguramente, si piensas en montar cualquier tipo de proyecto en la red, la mayoría de personas no te apoyen, especialmente la familia porque pensarán que lo que intentas hacer es un disparate.

Lo más lógico que te pase es que escuches cosas tipo “estás loco”, “ya te pegarás la ostia”, “lo que tienes que hacer es trabajar” (en este último me hace especialmente gracia porque lo único que haces es trabajar como un cabrón, tal cual lo lees), etc.

Lo curioso de todo esto es que seguramente intentes conseguir que los demás confíen en ti para sentir esa motivación que necesitas cuando atraviesas momentos duros; un aliciente que haga que todos tus esfuerzos valgan la pena porque de esta manera te asegurarás que tarde o temprano recibirás los resultados esperados.

Al menos, eso es lo que yo intenté en su día, y lo curioso de todo es que contra más lo intentaba más rechazos me llevaba, con lo que al final llegué a la conclusión de que si tanto me creían como si decidían no hacerlo, no va a ser mejor o peor en los resultados que consiga a medio o largo plazo, pues el factor determinante de este asunto será el esfuerzo que yo mismo haya hecho.

No pretendas conseguir que los demás crean en ti, ellos mismos lo harán por sí solos

Aprendí con esta experiencia que no se tiene porqué luchar para que los demás piensen que tu idea es una buena alternativa, ya que cada uno tiene sus propios pensamientos y su forma de ver la vida en base a sus propias experiencias.

Pero sí podemos hacer una cosa: mientras estás trabajando intensamento en aquello que crees, esperar a que los demás lo vean por sí solos, y la única forma es que vean los resultados que estás consiguiendo. Será entonces cuando la filosofía de esas personas será cuestionada, pues han podido ver con sus propios ojos y de forma tangible, que a veces los sueños se pueden cumplir y, además, estarán teniendo una lección de vida en toda regla, ya que sin que tú te hayas dado cuenta les has demostrado que hay más vida dentrás de sus pensamientos y experiencias, que en realidad todo es posible si tienes fe.

La mejor forma de que los demás crean en lo que haces es estirar de la cuerda

Toda esta teoría que hasta ahora te acabo de decir, quizás no te haya servido para nada, ya que probablemente lo hayas intentado en varias ocasiones y no ha servido de nada, cosa que seguramente haya propiciado que abandones o te lo estés plantendo.

Ebook gratuito

Cómo ser un emprendedor de éxito

¡Ya somos más de 1.000 emprendedores en MarketingBlog! Recibe todos los posts en tu correo y descárgate 1 e-book gratis de cómo ser un emprendedor de éxito

La mejor forma de que los demás crean en lo que haces es estirar de la cuerda. Pero ¿a qué me refiero con estirar de la cuerda? Te voy a poner en situación:

Imagínate que hay una cuerda. Tú tienes cogido uno de los extremos de la cuerda y aquellos que no creen en tí en el otro. Cada vez que intentes complacer las ideas de esas personas tú te acercarás y la cuerda se destensará. Pero en cambio, cada vez que tú no sigas sus reglas se estirará, cada vez más.

Y ese el kid de la cuestión. Tú misión es que la cuerda se tense tanto hasta que se rompa.  Pero ¿por qué? Pues básicamente porque estarás demostrando que no hay obstáculo que te desvíe de tu camino, simplemente vas avanzando, a veces más, otras menos, pero sigues recto tu camino. Y es entonces cuando los demás empezarán a ver que lo que estás haciendo tiene un sentido natural en tí y que quizás es no eran tan alocada tu idea.

Quizá te guste éste artículo:   ¿Por qué evitar las emociones negativas?

En la vida real, la cuerda se rompe en el instante que ellos saben que ya ganas dinero, te pagas tus autónomos y que sigues a pie de cañon en tus proyectos.

Es entonces cuando ya te miran y te hablan de otra manera. Y en muchos casos, pasan del escepticismo a la admiración, ya que en el fondo de ellos saben que en su día no fueron capaces de hacerlo (cualquier aspiración que hayan tenido), pero ahora sí tienen la prueba porque el ejemplo eres tú. En pocas palabras, ya no sólo tienes tu vida como la quieres, sino que además puedes cambiar la de los demás.

Ahora¿ Cómo hacerlo exactamente? Te diré lo que yo he hecho tal cual para que tú lo apliques si lo ves oportuno:

conseguir-que-los-demas-crean-en-ti-2

Hazte el sordo ante posibles burlas

Programa tu cerebro de que cada vez que alguien cuestione tu idea desconectarte de la conversación y pensar en cosas más productivas, como por ejemplo cómo conseguir comentarios en el blog, visitas, ventas, etc. Así evitarás burlas o ataques, ya que eso no te interesa en absoluto.

Eso sí, recuerda en volver a la conversación cuando la otra persona cambie de tema 🙂 .

Explica la mitad de lo que ya has conseguido

Parece contradictorio explicar la mitad de lo que ya has conseguido. Pero puedes observar cosas muy interesantes. Mientras tú estás sintiendo los progresos, los demás te atacarán más y allí aprenderás de que la realidad es relativa, un punto importante para aprender a ser de mente más abierta.

Ataca con inteligencia

De vez en cuando tendrás que defender tu postura, siempre con respeto y con la intención de enseñar otros enfoques de vida a aquellas personas.

Recuerdo una vez, en mis inicios que había ganado 200 euros en un mes, un amigo mío me dijo:

“Mientras yo vivo solo, me pago el alquiler y tengo dinero para salir por el trabajo que tengo, tú en cambio, aún trabajando no tienes libertad financiera”.

Seguidamente hubo un intercambio de preguntas y respuestas:

-¿Eres feliz en tu trabajo?- Le respondí mirándole a los ojos directamente

-No, de hecho no me gusta nada- Me respondió con un rostro serio y mirando hacia el suelo

-Pues yo sí soy feliz, el trabajo que tengo es mi pasión y no me importa las horas que invierta, pues me hace sentir realizado.- Le dije con mucha seguridad

-Muy bien, pero lo que ganas no te da ‘pa ná’- Me contestó con la seguridad de que ya no le podía rebatir

-Mi primera mensualidad fueron 15 euros, este mes 200 euros ¿crees que no vale la pena seguir insistiendo por mi sueño? En las estadísticas todo apunta que esto va a más ¿no crees?

-En eso tienes razón- Me contestó y no volvió a cuestionarme nada más.

Allí te das cuenta de que, aunque aún no te cree del todo, tus avances son evidentes y notorios, con lo que cada vez esa persona atacará menos y tú habrás ganado terreno.

Decir todo lo que has conseguido cuando lo tienes prácticamente todo atado

Una vez que ya has alcanzado la meta principal, que no quiere decir la definitiva, entonces es cuando es la hora de demostrar a aquellos que se burlaron o cuestionaron tus intenciones de que has conseguido lo que querías.

En ese preciso momento es cuando los demás ya no pueden cuestionar tu esfuerzo, sacrificio y tus valores, pues lo has demostrado con creces en todos los sentidos.

Cuando los demás creen en ti todo es más fácil

Cuando finalmente llegas aquí, todo serán facilidades. Ya no serás cuestionado, valorarán el esfuerzo, te ayudarán e incluso te agradecerán que no les hayas escuchado, ya que ellos se darán cuenta de que estaban equivocados.

Ahora, eso no significa que debas relajarte y bajar tu ritmo. Esto es solo el principio de un largo camino, y todo dependera de ti de que sea más larga o má corta. Tú decisión y la fe será determinante en tu futuro como emprendedor online.

Ahora que ya sabes todo esto, espero que hayas aprendido que no pretendas conseguir que los demás creen en ti, porque loán por sí mismos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza estos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Hola, soy Jonatan de la Serna

Recibe todos los posts en tu correo y descárgate 1 e-book gratis de cómo ser un emprendedor de éxito.