Sobre mi

 

“Tu destino, lo decides tú”

Dicen que las cosas nunca pasan por azar, que todo está escrito. El destino, es el dueño de tu propia vida y el que marca tu camino.

Eso pensaba yo…

Hasta que un día me di cuenta de que estaba equivocado.

El destino no está escrito, tu destino lo escribes tú. Y nadie más.

Esto lo aprendí a los 30 años, cuando mi vida hizo un giro inesperado hasta el punto que era incapaz de ver

cuál iba a ser mi próximo rumbo y mucho menos la parada final.

Es increíble como tu vida puede cambiar para siempre en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, en un simple suspiro…

Lo peor de todo es que muchas veces el cambio es tan repentino e inesperado que no sabes por dónde tirar ni qué decisiones tomar porque, en definitiva, son de alto riesgo.

Pero a veces no tienes otro remedio que afrontar los nuevos retos y las siguientes experiencias que están por llegar.

Es lo que me pasó a mi precisamente: mi vida ha cambiado tan radicalmente que simplemente me he transformado, soy una persona totalmente diferente. Y lo mejor de todo es que lo decidí yo, nadie más.

Realmente ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.

Tú puedes hacer lo mismo. En realidad, es una obligación que te deberías imponer como forma de vida a partir de ahora hasta el fin de tus días.

Porque recuerda: vida hay una. Y tu felicidad, está en juego…

Te invito a que me conozcas un poquito más y, aunque realmente no sé si te serviré de inspiración, si tras conocerme eres capaz de transformar tu vida y vivir de aquello que amas, entonces nuestro encuentro habrá valido la pena.

Porque nada es fruto de la casualidad. Si nos hemos encontrado aquí, por algo será, aunque todavía lo tengamos que descubrir juntos…

Antes del gran cambio de mi vida

sobre mi 2No soy el típico emprendedor online que puedes encontrar con títulos universitarios y carreras de infomática o ingeniería.

Más bien he sido una persona totalmente normal con trabajos normales. Nada fuera de lo común, nada que destaque por encima de otras profesiones.

Estuve trabajando 11 años como transportista autónomo. Fueron años intensos, con momentos increíbles, pero también muy duros.

El simple hecho de haber viajado en rincones realmente preciosos de zonas montañosas o costeras y conocer gente de todo tipo, me curtió mucho como persona.

Fueron años de mucho trabajo y con grandes ganancias. En aquella época los transportistas nos ganábamos muy bien la vida.

Hasta que llegó la crisis. Todo fue poco a poco. Paulatinamente. Era cuestión de tiempo de que el futuro comenzará a poner sus primeras semillas en mi camino.

Como todo en la vida. Todo se estropea. Hasta los camiones.

Y claro, tras la llegada de la crisis, empecé a ganar menos dinero, a no poder ahorrar y, tras varias reparaciones, mi poder adquisitivo iba de capa caída.

Pero siempre encontraba la forma de solucionar el problema, siempre encontraba la alternativa de conseguir dinero para pagar las reparaciones y seguir trabajando.

Hasta que un día fue imposible. Mi camión tuvo junta de culata y la reparación valía 8.000 euros. Ese dinero no lo tenía. Y nadie me lo podía dejar…

Mientras dejé el camión en el taller, fui a mi banco de entonces a pedirles ayuda pero me dieron la espalda con la excusa de “no tener dinero”.

Fui a otros bancos, pero tampoco hubo suerte. Todos me decían NO, todos me dejaron deambulando en el espacio sideral.

Al ver que no podía afrontar el pago, tuve que ir al taller, entregar las llaves y perder el camión.

Jamás olvidaré el momento de ver cómo perdía mi compañero de viaje: aquel camión que me acompañó durante millones de kilómetros mientras me daba de comer cada mes.

Cada vez que lo pienso se me pone la piel de gallina…

Pero esto no fue todo, tuve que ir a mi empresa de transporte del cual tenía trabajo fijo para decirles que tenía que plegar, que no tenía camión.

Y fue entonces cuando toda mi lucha, el dinero y mis aspiraciones se convirtieron en cenizas.

Pasé de tener dinero a no tener nada durante dos años.

No encontraba trabajo por ningún sitio. Y las ofertas que habían eran ridículas e incomprensibles.

En aquellos momentos me di cuenta que estaba en jaque. A mis 30 años no tenía futuro.

Me hacía preguntas tipo…

¿Y ahora qué será de mi? ¿qué hago? ¿cómo encuentro trabajo? ¡Ayuda por favor!.

Fueron dos años muy duros, donde de paso muchas de mis amistades y mi novia de entonces me dejaron de lado por no tener dinero (Sí, a veces la vida es muy cruel, puedes creerme).

Otras amistades, en cambio, estuvieron conmigo todo el tiempo, pero el problema lo tenía que solucionar, aunque no sabía cómo.

De hecho, creo que en aquellos momentos gracias a mi mejor amigo que para mi es como el hermano que nunca tuve, fue el que me despertó, fue el que me dio las alas para que saliera del pozo.

Recuerdo que estaba con él en la playa y, en esos momentos, me había rendido ante las adversidades de la vida.

Estuve un tiempo que dejé de buscar trabajo. Había perdido totalmente la fe.

Pero tenia algo que para mi era (y es) muy valioso: su amistad.

Como buen amigo que es, en la playa, en unos de los momentos que estábamos en el agua me miró a los ojos y me dijo tal cual…

“Jony, me has decepcionado… Te tenía por un tío inteligente y te has rendido; has dejado de luchar y te has quedado sin vida. Yo no quiero un perdedor como amigo. Si vas a ser así, no me llames más…”

Sí, fueron palabras duras, pero me sirvieron para decirme a mi mismo ¡Joder tiene razón! ¡Qué estoy haciendo con mi vida!.

Y fué en ese momento cuando di el primer salto para salir del atrolladero donde estaba metido.

“Cuando te caes, solo te queda levantarte”

Esta frase me lo dijo en su día mi madre. Y qué razón tenía. Lo que no sabía ella, ni yo, es que esas palabras sobre mi 3iban a ser el detonador del cambio de mi vida.

Tras la conversación que tuve con mi mejor amigo, encontré trabajo como comercial. Nunca había trabajado de esto, no tenía ni idea.

Pero es lo que me dije a mi mismo: Haz cosas nuevas a ver qué pasa…

Pues lo que pasó fue extraordinario porque me metí en el mundo del marketing y me di cuenta que me apasionaba.

Porque el marketing también tiene un vínculo directo con el crecimiento personal y por eso me enganché.

No obstante, mientras trabajaba de comercial, me volvió a salir mi vena de escritor.

Siempre me ha gustado escribir, pero lo dejé durante muchos años por el camión.

Escribí un libro de 500 páginas que lo corrigió Carolina Lacruz. Y, aunque todavía no está a la venta, me sirvió para los momentos actuales.

Pero no vayamos tan rápidos…

La idea que cambió mi vida

sobre mi 1Siempre he sido una persona con inquietudes e iniciativas, probar cosas nuevas, hacer algo diferente.

Y precisamente, al ser comercial, me surgió una idea que cambiaría mi vida para siempre.

Pensé.. ¿Y si estas técnicas las aplico en Internet? ¿qué pasaría?.

Es cierto que años atrás hice un foro sin éxito y tuve un blog de astronomía (sin éxito también), pero esta vez iba a ser diferente.

Me encontraba en paro, sin trabajo ¿qué podía perder si intentaba aplicar estas técnicas en la red y tomarme en serio de verdad este proyecto?.

Y fue cuando empecé a leer blogs de marketing online. Entre ellos: Vivirdelared.com, Marketingguerrilla.es, Compartimos.org, etcétera.

Tras unos meses investigando y formándome, tomé la decisión de hacerme un blog: en el cual estás ahora mismo.

Mis primeros pasos con este blog

jonatan botello

Seamos claros. Cuando empecé con el blog estaba igual que tú o peor: no sabía absolutamente nada. Y cuando digo nada es nada.

Empecé con un subdominio en Blogger.com. Entonces mi blog se llamaba Dinero en tu Web: vamos, nada que ver con el nombre de ahora.

Tres meses más tarde, Google me canceló el blog y todos los contenidos que había escrito porque, al poner links de afiliados, me dijeron que era spammer.

Increíble pero cierto…

Parecía que la vida me ponía otra vez trabas y me sentó muy mal, aunque ahora agradezco que así fuera porque entonces conocí a Raiola Networks: el hosting de este blog por excelencia.

Allí, profesionalicé el blog de una vez por todas.

Pero necesitaba visibilidad, necesitaba ser conocido, ya que hasta entonces no tenía muchas visitas. De hecho, no pasaba de las 100.

Empecé a escribir artículos de invitado en diferentes blogs, entre ellos Compartimos.org: un blog que ya no existe, pero que fue el sitio que realmente cambió mi vida para siempre.

Fue cuando conocí a Dean Romero en un artículo que escribí que tuvo un éxito rotundo.

En ese momento, Dean Romero me contactó y mi estado de entonces como emprendedor hizo un giro increíble.

Mi primer cliente y mentor como emprendedor online

Dean Romero me contactó porque me dijo que le encantaba como escribía y me propuso que escribiera para él.

Fue la primera vez que gané dinero real en Internet. Pero además, fue mi mentor porque me enseñó a escribir para los buscadores y las personas.

Fueron momentos increíbles donde hablábamos cada día por teléfono. Mola tener como amigo a uno de los SEO’S más referentes de habla hispana.

Ya no por su evidente prestigio, sino por su carisma.

Es de las personas más entregadas por sus proyectos y con una seguridad tremenda que he conocido.

Él también formó parte del cambio radical de mi vida, aunque no sé si es consciente de ello. Pero ya te digo que así fue.

La cuestión es que fui aprendiendo y me sirvió para trabajar con otros clientes importantes como por ejemplo Luís M. Villanueva, Marius Marketing, Mailrelay y un largo etcétera.

Pero no solamente esto, con Dean Romero, hicimos una quedada bloguera con nuestros respectivos seguidores.

Fíjate en las siguientes fotos del evento:

Al final, fue una experiencia increíble que jamás olvidaré y que, de hecho, Dean y yo hemos hablado de repetirla otra vez ¿te apuntarás cuando la hagamos?.

Este evento era mi segundo año como emprendedor, ahora llevo 4 años, casi 5…

Algunos de los clientes con los que estoy y he trabajado

Está claro que después de estar casi 5 años emprendiendo en Internet y ofreciendo servicios, he tenido diferentes clientes de los cuales algunos son de hace años; otros, son más recientes, pero cada uno de ellos me han ayudado a ser lo que soy ahora.

Porque cada cliente es un mundo diferente, del cual no puedes evitar tener todo tipo de experiencias.

Nombrar todos los clientes que he tenido hasta la fecha, sería hacer una lista demasiado larga.

Por ello, Te diré los clientes más destacados que he tenido hasta el momento:

 

Internet da dinero si tienes visitas

No acabas de descubrir las Américas. Pero es la realidad en sí misma.

Mis primeros dos años como emprendedor tenía muy pocas visitas. Ya te lo he dicho antes, pero hoy en día disfruto de mucho más tráfico de visitas que antes.

Ahora, estoy entre las 1.000 y 2.000 visitas diarias.

Fíjate en el siguiente pantallazo:

Esto no es fruto del azar. Es cuestión de saber escribir para los buscadores, usuarios y gracias al curso que impartí de Dean Romero: Dispara tus visitas.

Gracias a ello, ahora soy un emprendedor con experiencia que ayuda a otros emprendedores y empresas a crecer en la red con mis servicios de redacción SEO y copywriting.

Y digo yo, si un transportista ha podido hacer esto ¿por qué no ibas a poder tú? 🙂 .

Mi presente como emprendedor

Actualmente, además de tener este blog, tengo mi propio canal de Youtube donde enseño todo lo que se necesita saber para ser emprendedor.

También tengo ya clientes consolidados y mis ingresos ahora son estables y con tendencias a ir cada vez más en alza.

Sin embargo, ahora estoy en un momento de mi carrera como emprendedor que quiero aportar cosas nuevas, entre ellas el curso de redacción SEO que saldrá, si todo va bien, a finales de año.

Además, pienso trabajar el marketing de afiliación de una vez por todas y tener otro tipo de ingresos que no sean exclusivamente de los servicios que tengo para mis clientes.

¿Quieres tener un asiento en primera fila para ver todo lo que está por venir en MarketingBlog?.

Creo que, con mi historia, has aprendido que eres capaz de todo si realmente quieres. El camino no será fácil, pero entonces te darás cuenta de que la vida no hay nada al azar, sino que son decisiones que uno mismo toma.

Y tú ¿qué decisión vas a tomar? ¿quieres emprender tu propio camino o prefieres esperar a que la suerte te pique a la puerta para que puedas conseguir la vida de tus sueños?.

Yo ya la tengo, ahora faltas tú.

Bienvenido a Marketingblog: tu casa del marketing online.

Algunas fotos pertenecen a: Freepik

Guardar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza estos cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
>
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.